La comunión, ese día especial